google-site-verification=CzPSV1wrEexUr6_6BauiO_MRwjadZpyQCChlYVaJWcE
 
Buscar
  • Biodeli

Sabes realmente qué es lo "Biodegradable"?


Toca empezar por lo básico: qué es lo biodegradable. En este caso, el concepto biodegradable se aplica a los elementos que son capaces de descomponerse en un plazo relativamente corto, convirtiéndose en alimento para el planeta, siempre que se den las circunstancias ambientales indicadas. Obviamente, lo biodegradable viene de la mano de lo ecológico


Lo biodegradable tiene dos formas de descomponerse: abiótica y biótica. La primera es la que se produce mediante un proceso físico o químico. La segunda, es la que deja su proceso de descomposición en manos de organismos vivos. Básicamente, lo biodegradable es todo elemento con capacidad de descomponerse de forma natural y ecológica.


Procesos de biodegradabilidad

Este proceso se basa en los pasos que debe seguir un elemento desde que es desechado hasta que se ha descompuesto por completo. Lo cierto es que cualquier organismo, al ser descartado, comienza su proceso de biodegradabilidad. El tiempo de ruptura metabólica dependerá del elemento.


En este caso, los principales causantes del proceso de biodegradabilidad son hongos y bacterias. Ambos utilizan las enzimas para iniciar este proceso de eliminación permanente del elemento de turno. Para ello, recurren a reacciones químicas que van provocando cambios en la estructura y composición del elemento, que puede llegar a cambiar en numerosas ocasiones hasta terminar de desaparecer.

Desde pocas semanas a siglos, el tiempo estimado de descomposición abarca una horquilla tremenda de tiempo. Sea como sea, el proceso de biodegradabilidad termina cuando el elemento desechado se ha evaporado por completo. En realidad, lo que ha hecho es cambiar su estructura hasta convertirse en parte del suelo sobre el que ha estado el tiempo que haya llevado el proceso.


Ventajas de los materiales biodegradables


Las ventajas de los materiales biodegradables son muchas y dignas de mención.

- Materiales naturales. Su composición potencia que el ciclo de la vida se mantenga lo más estable posible y que el planeta se mantenga sano

- Sin impacto paisajístico. En todo ecosistema que se precie, llama la atención encontrar una pila o una bolsa de plástico. No ocurre esto con los materiales biodegradables. Su pronta desaparición o capacidad para el reciclado, les garantiza no convertirse en un problema.

- No generan residuos. Al descomponerse en poco tiempo, no degeneran en residuos. Tampoco expulsan gases tóxicos que potencien el efecto invernadero.

- Vertederos saturados. La cantidad de basura que generamos a diario, ha hecho que los vertederos de todo el mundo estén saturados. En previsión de que algún día nos quedemos sin espacio, se trabaja desde hace años en materiales biodegradables, similares a los que ya se usan, como por ejemplo una bolsa de plástico.

- Más económicos. Lejos de lo que pueda parecer, los elementos biodegradables son mucho más económicos que los no biodegradables. El secreto es el uso de materiales naturales y, sobre todo, no meterles productos químicos que disparan el precio.



159 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo